sábado, 20 de octubre de 2007

¡Enciéndelo!

En medio de la marcada crisis de contenido en la TV actual, donde la vacuidad gana terreno y se multiplican los programas que hablan sobre otros programas con el fin de la crítica prefabricada, de la reproducción de la industria cultural, (que por ser industria debe maximizar beneficios aprovechando escandeletes rentables) y el desgastado recurso de los realitys, aparece La Galponera TV. Lorena y El Chino, integrantes del proyecto, nos abren las puertas del Galpón Cultural de Claypole y de esta nueva experiencia audiovisual comunitaria en la zona sur.

La historia comenzó hace 14 años, cuando un grupo de estudiantes secundarios a punto de egresar quisieron continuar la lucha que mantenían desde su centro de estudiantes, ahora fuera de la escuela. Organizaron talleres culturales en la ciudad de Claypole y con la ayuda de un vecino que les prestó un espacio para que pudieran realizar las actividades, comenzaron su tarea. Luego de algunas mudanzas, en el año 2000 se establecieron definitivamente en el predio de la calle Aquino. En ese mismo lugar, y acompañando la iniciativa, funciona el Movimiento de Trabajadores Norberto Salto, una organización sin fines de lucro ni alineamientos partidarios que en principio agrupaba a trabajadores desocupados y que ahora, debido a la coyuntura histórica y social, agrupa a trabajadores precarizados.

El Galpón, en conjunto con el Movimiento, ofrece talleres gratuitos orientados fundamentalmente a niños y adolescentes. Actualmente se dicta un taller de herrería, donde aprenden el oficio alrededor de 15 chicos; apoyo escolar y un taller de periodismo con experiencias audiovisuales. Además, hasta el año pasado contaba con un taller de alfabetización que enseñaba a leer y escribir mediante el programa Yo sí puedo a mayores de 15 años en condición de analfabetismo. Esta etapa, de tres meses de duración, se complementó con un taller de lecto-comprensión durante dos años: "La idea es que elijan qué quieren leer y lo debatan, queremos abrirles más posibilidades", cuenta Lorena.

Pero la gente del Galpón no se quedó solo con los buenos frutos que rendían sus actividades. El Chino nos cuenta de qué manera apostaron a más: "Hace dos años presentamos un taller de periodismo comunitario en el programa Plan Proyecto Adolescente de la Provincia y hace un año y medio lo aprobaron y empezamos a dictarlo. El taller consiste en una beca mensual para 20 chicos y financiamiento para herramientas y útiles. Comenzamos dando elementos básicos de comunicación, con la idea de hacer un periódico mural para el barrio en el primer año. Al mismo tiempo hacíamos talleres con diferentes problemáticas relacionadas con la vida de los chicos, para que se conformen como grupo más allá del proyecto. Durante el primer año del taller hicimos escritura de cuentos y noticias y otros talleres sobre sexualidad, violencia y salud".

De este modo, al finalizar el primer año del taller de periodismo, los chicos publicaron El Murallón, un periódico mural que se expone en la puerta del Galpón. En el barrio se distribuye una versión reducida del mismo, que ya lleva cuatro números y promete mucho más. Además, se publica un boletín ambiental donde uno de los temas tratados es la preocupante contaminación que sufren las aguas del arroyo San Francisco (que pasa por el costado del Galpón) como consecuencia de la basura arrojada al mismo por parte de los vecinos y por los metales pesados que vierte el parque industrial de Burzaco. "La idea es ir sumando la opinión de la gente acerca del medio ambiente en general, y que la comisión del Movimiento en conjunto con los jóvenes del taller, mantengamos una regularidad de este boletín y pensemos una campaña de concientización y de información acerca de las enfermedades provocadas por la polución y sus causas", explica el Chino.

Conjuntamente con el Galpón Cultural de Claypole, funcionan otras dos experiencias culturales: el Centro Cultural Las Cavas, ubicado desde hace dos años en el barrio Las Cavas de San José, donde se desarrollan talleres de esténcil, oficio que hoy permite a los chicos asistentes trabajar vendiendo remeras que ellos mismos decoran; taller de teatro, y taller de historia argentina.

La Galponera TV

A partir del exitoso desarrollo de los talleres, particularmente del taller de periodismo, este inquieto grupo comenzó a interesarse y explorar el mundo audiovisual, hasta llegar a organizar, actualmente, sus propias transmisiones desde Canal 4 Darío y Maxi

¿Cómo fue el acercamiento a lo audiovisual? ¿Cómo surge la idea?

Lorena: Siempre estuvimos sacando boletines barriales para que se conociera el Galpón, para que se supiera qué hace un movimiento de desocupados, que no solo es ir a cortar rutas, sino que se hacen trabajos comunitarios, y si se hace una manifestación es por algún motivo. Había chicos que hacían programas en la radio local, tipo magazine, algunos compañeros estudiaban periodismo y muchos estábamos interesados en extendernos hacia el campo audiovisual; hemos conocido en el camino mucha gente que nos apoyó.

Entre esa gente que apoyó el proyecto desde el comienzo, se encuentra el grupo Televisión Piquetera, que colaboró cediendo las antenas y transmisores y el grupo Cine Insurgente, una agrupación de cine documental que cuenta con una cátedra en la Universidad de Madres de Plaza de Mayo, y que facilitó al Galpón los faltantes técnicos para poder comenzar con las transmisiones como La Comunitaria TV en el año 2003.
"Empezamos haciendo transmisiones esporádicas en el barrio. La primera vez fue un 24 de marzo, había un festival en la plaza de Claypole y junto a estas agrupaciones montamos una transmisión que se veía en Claypole, alrededor de 15 cuadras. Vimos que era posible y que con la TV podíamos difundir cosas a la gente del barrio, noticias y problemáticas que nos involucran a los vecinos, mostrar a los artistas del barrio y que esto lo hacían los vecinos", cuenta con orgullo Lorena. Así fue que, con tan solo doce integrantes y una propaganda barrial "de boca en boca", hicieron sus primeras cinco transmisiones donde se trataron los problemas del barrio: el agua, la desocupación, la salud en Don Orione.

Pero al tiempo, se produjo un quiebre en las relaciones con La Comunitaria y se fundó La Galponera TV, que realizó tres transmisiones durante 2006. "Lo bueno es que haya muchas experiencias iguales, que no seamos los únicos. Salieron algunos grupos haciendo tele y vimos que podíamos hacer una TV en conjunto, un colectivo de colectivos y a partir del 26 de junio de este año empezamos a trabajar junto con TV Piquetera, TV Lugano, Libres del Sur, el grupo de radio Kermarak y el grupo Bumerang. Hicimos Canal 4 Dario y Maxi y ahora La Galponera está más abocada a esto. Y nos encantaría seguir también en el Galpón", explica Lorena.

¿Cómo se planta la TV comunitaria frente a los grande medios que son manejados por los poderosos y a la industria cultural que se ofrece desde esos medios?

Chino: Nosotros creemos que los medios masivos tienen varias funciones definidas y que nunca por si mismos van a salirse de esas funciones. Una función es el entretenimiento basado en el consumo y la publicidad; otra de las funciones de los medios es generar opinión recortando la realidad para formar los discursos, generar opinión pública tendenciosa y distraer cuando hay algún conflicto social, generar más confusión

Lorena: Y se presenta como la única verdad. Nosotros nos basamos en la información de los vecinos y a su vez somos vecinos, no hay que ser periodista para poder comunicar y no tenemos la pura verdad, intentamos mostrar el discurso no de los medios sino el de las personas organizadas que trabajan y luchan en el barrio

Lorena y el Chino, junto a sus compañeros, nos demuestran con su palabra decidida que hay gente que se mueve y se opone a la automatización y/o negación intelectual impuesta desde la industria cultural. "Aunque a veces nos parezca que se está lejos de un cambio real, cualquier experiencia que busca generar algo diferente sirve y va ganando terreno a todo lo que ya conocemos, esas cosas confluyen en algo común y da fuerza y ganas de seguir, de juntarse con otros", explica el Chino. Y Lorena agrega: "La idea es ver de qué manera, con el tiempo y el debate, entre todos podemos tener más fuerza; hay gente haciendo un montón de cosas, no están callados. Eso es lo bueno: no quedarse callados".

"...Pensá, pensá!", dice la tele...


Galpón Cultural de Claypole

Donde está: Aquino 525 e Italia, Claypole.
Web: www.geocities.com/galponcultural
En TV: Canal 4 Darío y Maxi, televisión abierta (antena)
Centro Cultural Las Cavas: Tierra del Fuego y Pasaje de Los Trabajadores, San José.

1 comentario:

TV Digital dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the TV Digital, I hope you enjoy. The address is http://tv-digital-brasil.blogspot.com. A hug.