martes, 15 de mayo de 2007

Editoral Abril-Mayo

Después de mucho trabajo, construimos El Hormiguero. Es pequeño, con pocas hormigas, pero muy inquietas. Nuestro principal objetivo, como forma alternativa de comunicación, es generar un espacio abierto a la sociedad, donde se informe acerca de las distintas disciplinas artísticas que se desarrollan en cada barrio, donde los artistas encuentren un lugar para comunicarse con la gente, donde cada barrio se vea reflejado a través de sus ideas y sus movimientos culturales, como expresión social.
Originalmente la revista es publicada en papel y distribuida en centros culturales, bares, comercios y lugares relacionados con el arte, siempre en zona sur. Las limitaciones que esto implica nos llevaron a realizar una versión en la web, lo que nos permite mantener una agenda actualizada y lograr un contacto aun mayor con nuestros lectores, entre otras cosas.

El arte es un espacio de reflexión, de creatividad, de crítica, de libertad, de pensamiento. Tradicionalmente se lo ha relacionado con los intelectuales y las clases altas, acotando su participación a esos sectores. Entendemos que TODOS deberían tener acceso al arte y la cultura, ya que TODOS tenemos la capacidad de reflexionar, todos podemos crear, todos somos libres (!), todos pensamos y elaboramos críticas. A través de nuestro trabajo queremos acercar a la sociedad la posibilidad de explorar todas esas capacidades y colaborar con el desarrollo del arte popular.

El Hormiguero está armado con mucho esfuerzo, con palitos, hojitas, barro y piedritas que acercan cada día todos los que confían en nosotros. Agradecemos a quienes brindaron su tiempo, y sus ganas dándonos notas para una revista que sólo era un proyecto, a quienes aportan datos de interés y proponen cosas nuevas, a quienes colaboran con las publicidades (único sostén de este medio), a quienes nos dan ánimo y ofrecen su hombro ante cualquier eventualidad y también a vos, que nos dedicas este tiempo de lectura. Esperamos que les guste la revista, y que sea de utilidad tanto para los artistas como para los vecinos de cada barrio.

2 comentarios:

Carlos Suárez dijo...

En este editorial hay una serie de conceptos interesantísimos.

Empiezo por el objetivo: "generar un espacio abierto a la sociedad, donde se informe acerca de las distintas disciplinas artísticas que se desarrollan en cada barrio, donde los artistas encuentren un lugar para comunicarse con la gente, donde cada barrio se vea reflejado a través de sus ideas y sus movimientos culturales..."

Me parece un propósito elevadísimo para una revista cultural. Está claro que la revista no se dirige a las élites sino a todo el mundo. Coincide con esas ideas que ustedes tienen sobre el arte (sigo citando): "El arte es un espacio de reflexión, de creatividad, de crítica, de libertad, de pensamiento".

Justamente, la sociedad industrial ha producido la confusión entre arte y entretenimiento, como resultado de la mercantilización e industrialización de la creación artística, entre otras cosas. El arte es pensamiento, y en ese sentido se vincula con la filosofía, con el cuestionarse críticamente la realidad.

Me parece que ustedes no entienden el arte como una producción "elevada", propia de las clases adineradas o de espíritus "superiores", los "artistas". ¿Coinciden con la idea de que es una necesidad vital, y que todos los individuos la tenemos, aunque las condiciones reales de la vida en esta sociedad la sofoquen? Parece que sí: "Tradicionalmente se lo ha relacionado con los intelectuales y las clases altas, acotando su participación a esos sectores. Entendemos que TODOS deberían tener acceso al arte y la cultura, ya que TODOS tenemos la capacidad de reflexionar, todos podemos crear...". Lo que no entiendo muy bien es eso de que "...todos somos libres (!), todos pensamos y elaboramos críticas".

Y celebro que al final se especifique nuevamente el objetivo que se enunció al principio: "A través de nuestro trabajo queremos acercar a la sociedad la posibilidad de explorar todas esas capacidades y colaborar con el desarrollo del arte popular".

MUY BUENO, Hormiguitas. DE VERDAD. Aunque yo prefiero a la Cigarra, si de la fábula se tratara.

Un saludo afectuoso

Beto Wolfbert dijo...

Si uno abre la página principal, no necesariamente va al enlace del mes de mayo, donde se encuentra este editorial que define tan claramente el propósito de la revista. Y si uno no ha leído el editorial, tal vez no valore cabalmente el sentido que tiene cada nota.

Es cierto que no se acostumbra repetir los editoriales en los nuevos números. Pero algo convendría que pusieran, ya sea como un breve epígrafe, y/o que se remita al editorial de mayo, para que los nuevos lectores comprendan bien el significado de esta esforzada y bienvenida revista.

Sigan así, la revista está buenísima y es muy necesaria.

Beto Wolfbert